Close

Y PLAN ARAUCANÍA 2.0

SÍNTESIS AGENDA PUEBLOS ORIGINARIOS

PAZ SOCIAL EN LA ARAUCANÍA Y PUEBLOS INDÍGENAS

DATOS CLAVES

La actividad económica de la región ha decaído desde el cambio de gobierno, pasando de un crecimiento de 4,8% promedio anual entre 2010 y 2013 a un crecimiento de apenas 3,2% entre 2014 y 2017.

En términos de empleo la región se encuentra retrocediendo, ya que mientras entre 2010 y 2013 se crearon del orden de 21.000 nuevos puestos de trabajo por año, entre 2014 y 2017 se perdieron a -227 por año.

En salud, la lista de espera asciende a 24 mil personas esperando por una cirugía y a 93 mil esperando por un especialista.

Simce promedio de matemáticas y lenguaje que entre 2010 y 2013 promedió 261, entre 2014 y 2016 bajó a 258.

En términos sociales, la pobreza bajó de 48,5% en 2009 a 27,9% en 2013 y a 23,6% en 2015.

La victimización bajó de 36% en 2009 a 25,5% en 2013, al año 2016 esta subió a 27,7%.

La Araucanía es la región con mayor cantidad de población indígena respecto al total de la población, con un 31,7% del total, concentrando además el 19,6% de la población indígena del país.

PRINCIPALES PROPUESTAS

1. Desarrollo y paz en la Araucanía y Plan Impulso Araucanía 2018-2026

Para el caso específico de la región, el Programa de Gobierno propone una serie de medidas para desarrollar y traer paz a la región:


• Crear un Consejo para la Paz en la Araucanía, integrado por representantes del Estado, del pueblo mapuche así como de los agricultores, parceleros y organizaciones de la sociedad civil. Este Consejo servirá como instancia formal de diálogo entre todos los actores regionales, será abierto a todas las comunidades aunque exigirá una rechazo explícito a los métodos violentos, y su función principal será proponer recomendaciones para consolidar la paz social en la Araucanía. 


• Fortalecer el Fondo de Reparación a las Víctimas del Terrorismo.


• Asegurar la paz y el Estado de Derecho en la región, separando de manera clara la legítima reivindicación y demandas de los pueblos indígenas de los actos de violencia o terrorismo, aplicando todo el rigor de la ley a quienes no respeten el Estado de derecho, cualquiera sea la excusa o razón para ello.


A lo anterior se suma poner en marcha el Plan Impulso Araucanía 2018-2026, que incluirá obras de infraestructura, inversión en caminos, construcción de obras de salud, viviendas y acceso a agua potable, un plan de acceso a aguas de riego, incentivos al turismo, al emprendimiento y a la innovación. 


Este plan tendrá en principio 7 ejes, será elaborado por el Gobierno Regional en coordinación con un comité interministerial ad hoc liderado por el Ministro de Desarrollo Social, y será presentando durante los primeros seis meses de mandato. El objetivo fundamental será hacer converger los indicadores sociales y económicos de la región hacia el promedio nacional, en un horizonte de dos periodos de gobierno. Los ejes y temas que incluirá dicho plan serán:


• Desarrollo productivo y Turismo: incluirá medidas para fomentar el emprendimiento local y el turismo en la zona.


• Desarrollo indígena: Considera la regularización de tierras y regular la entrega de tierras, el reconocimiento constitucional de los Pueblos Indígenas, la promoción de la Medicina Intercultural, promoción de la cultura y lengua Mapuche, apoyo al emprendimiento Mapuche y mejoramiento de caminos indígenas.


• Educación: Proveer de herramientas para mejorar el aprendizaje de los estudiantes y mejorar la infraestructura escolar.


• Salud: Mejor infraestructura hospitalaria, aumentar la infraestructura de Atención Primaria, aumentar la infraestructura de Atención de Salud Rural, aumentar el número de especialistas e implementación de un plan de descontaminación.


• Infraestructura y conectividad: pavimentación de rutas, construcción de puentes, ejecución de estudios y diseños de nuevas rutas, mejorar la gestión de recursos hídricos (el programa de gobierno contempla aumentar en un 30% la pavimentación de caminos rurales).


• Calidad de vida y servicios básicos: mejoramiento urbano, más espacios públicos, más infraestructura deportiva, más familias con acceso a agua potable.


• Seguridad: Mejoramiento de la infraestructura y modernización policial, nuevo sistema de inteligencia y fuerza conjunta antiterrorismo, mejor cobertura de servicios de celulares en la región para facilitar la comunicación de las víctimas, aumentar las Juntas de Vigilancia Rural, sistemas de seguro para el trasporte privado, sistema de prevención de delitos y Plan Anti Bandas y Pandillas,.

2. Propuestas para los Pueblos Indígenas

Es imperioso enfrentar en todas sus facetas la situación tanto de los pueblos indígenas en general, como del pueblo mapuche y la Araucanía en particular, buscando soluciones basadas en el diálogo, la reparación, el reconocimiento y el progreso. Ello no obsta a exigir que todo proceso de diálogo, tenga como prerrequisito una renuncia explícita a la violencia.


Las propuestas que se presentan han sido construidas tomando como base diversas instancias impulsadas por múltiples gobiernos, como también la propuesta Paz Social en la Araucanía y el informe de la última comisión asesora presidencial. 


I. Institucionalidad:


• Reconocer constitucionalmente a los pueblos indígenas, impulsando el diálogo con los mismos a través de los mecanismos de participación y consulta respectivos.


• Crear el Consejo Nacional de Pueblos Indígenas y los Consejos de cada pueblo, como instancias de representación y participación de los pueblos indígenas.


• Establecer una Agencia de Desarrollo Indígena, que sea la continuadora de la CONADI, con responsabilidad por la ejecución de las políticas, planes y programas para las personas y comunidades indígenas.


• Crear Corporaciones Territoriales de Desarrollo Indígena que sean garantes y acompañen los acuerdos entre el Estado y los indígenas, y entre privados y comunidades, para desarrollar proyectos en determinados territorios.


• Elaborar un catastro definitivo de tierras, confeccionar un Registro Público de Tierras y Aguas Indígenas, y evaluar la política actual de entrega de tierras como mecanismo de reparación reconocido y comprometido por el Estado de Chile. El catastro delimitará las tierras reivindicadas por el pueblo mapuche, estableciendo un procedimiento definitivo de entrega de las mismas o de compensación alternativa para quienes así lo prefieran. Las tierras destinadas a las comunidades mapuche, o las que correspondan en sustitución de ellas, deberán entregarse a todas las comunidades hereditarias de una sola vez no pudiendo, producto de la subdivisión de las comunidades, ampliarse a tierras no comprendidas ni asociadas al Título de Merced o de dominio original.


II. Desarrollo económico 


• Permitir la administración de los parques nacionales que estén en Áreas de Desarrollo Indígena a las mismas comunidades, con el fin de que puedan administrar recursos propios para el desarrollo de proyectos en educación, salud, turismo, etc. 


• Modificar la ley indígena para potenciar el uso productivo de las tierras entregadas a los miembros del pueblo mapuche reduciendo o eliminando las prohibiciones de vender, hipotecar, arrendar, o disponer de sus tierras. 


• Coordinar a través de la Agencia de Desarrollo Indígena los distintos órganos públicos que aportan recursos y asesoría en materias de desarrollo. 


• Promover la inversión creando un sistema de garantía y crédito, que permita a los emprendedores indígenas acceder a los recursos necesarios para desarrollar sus proyectos. Este financiamiento debe ir acompañado de un sistema de apoyo técnico, tanto del Estado como del sector privado.


• Establecer incentivos para inversores que generen proyectos en asociación con comunidades indígenas.


• Regularizar masivamente los títulos de propiedad de las tierras indígenas.


• Desarrollar denominaciones de origen y marcas colectivas y territoriales que otorguen un sello propio a los productos de las comunidades indígenas.


III. Promoción de la cultura:


• Ampliar los planes de enseñanza de las lenguas indígenas. 


• Proteger y fomentar la medicina indígena, garantizando recursos para revitalizar los conocimientos y salvaguardar las prácticas y servicios de los especialistas en la misma.